Reseña histórica

Sus Inicios
Cada Emperador es un ser humano de cualidades y atributos extraordinarios, sin embargo, es distinto. Tiene su propio talento, habilidad innata, vocación particular, es así como en el año de 1968 la Sra. Yolanda Salazar Gallo, mujer emperadora responsable y dedicada al trabajo, decide trasladar el almacén que funcionaba en las instalaciones de Tenería San Agustín, ubicada en las calles Tungurahua y Esmeraldas, a un lugar más amplio y céntrico dedicándose a la venta y distribución exclusivamente de cueros de la mencionada Fabrica.
Pero con una visión hacia el futuro más amplia, en busca de sus sueños e ideales para alcanzar sus metas y con gran fuerza de voluntad luchando contra las adversidades, solicita le permitan ampliar la venta de artículos relacionado a la línea de zapatería, esta naciente empresa funcionaria con el nombre de ALMACEN YOLANDA SALAZAR.
Construcción del Edificio
En el año de 1974 se compra a los esposos Garcés el terreno ubicado en la esquina de la calle Juan B. Vela y Luis A. Martínez mismo que poseía una casa antigua, la compra se realiza en un millón cuatrocientos mil sucres, para lo cual se realiza un préstamo en la Mutualista Ambato, que debía ser cancelada en 15 años, pero debido a la dedicación esfuerzo y trabajo, dicha deuda es pagada a los 5 años.
En el año de 1983 se inicia la construcción del edificio, siendo el encargado de la obra el Arq. German Sevilla, para su construcción se solicita un crédito al Banco de Guayaquil, trascurrido 2 años, el 23 de Marzo de 1985, se inaugura la edificación, la misma que en sus inicios constaba de 3 plantas para el almacén y las 4 restantes se utilizaba para vivienda.
En sus inicios el almacén vendía todos los cueros de la Curtiduría Renaciente de la ciudad de Cuenca-Enic de Quito y la Tenería Alemana, para el trabajo contaba con un empleado, al trascurrir el tiempo se aumenta a tres empleados más, quienes realizaban el trabajo de forma manual. En el año de 1998 debido a que la tecnología marca un crecimiento acelerado en las empresas que miran en la optimización de los procesos, una ventaja competitiva en los mercados globalizados, se decide adquirir un sistema de cómputo.
Bodega
En el año de 1997 debido al crecimiento del movimiento económico de la empresa nos vemos en la necesidad de abrir una bodega ubicada en las calles Tungurahua 001138 y Esmeraldas, dedicada en primera instancia al almacenamiento de todos los artículos, y en la actualidad siendo un nuevo punto de venta, que permite facilitar el comercio con esa importante sector
Logotipo
En mayo del 2001 se decide cambiar el logotipo de la empresa, la misma que se constituye en Compañía Limitada, con el nombre que actualmente mantiene y es COMERCIAL YOLANDA SALAZAR CIA. LTD. La misma que tiene 37 años de vida empresarial y de servicio a la comunidad, siempre con el convencimiento de haber cumplido con sus objetivos, como el de haber entregado para orgullo de la cuidad, de la provincia y del país a mas de las personas que creyeron en ella, una empresa digna de todos.
Empleados de la Empresa
Por otro lado de haber solucionado en gran parte el problema social, respecto a crear plazas de empleo, y haber obtenido un servicio de calidad, ese el resultado de la colaboración de administradores, accionistas, personal administrativo y de ventas con apoyo y confianza de todos sus proveedores, pero el personaje principal a quien debemos la permanencia en el mercado, es el cliente. Gracias a el se ha diversificado los productos y mejorado la atención, ya que la empresa tiene como lema satisfacer todas las necesidades del cliente, constituyéndose la empresa Comercial Yolanda Salazar como su Proveedor de Confianza.
En vista que el desarrollo económico de la empresa va en aumento, el 10 de Agosto del año 2004, el servicio de rentas internas SRI emiten una resolución, en donde se nos designa contribuyentes especiales.
Nueva Generación
Debido al inexorable paso del tiempo, y al cúmulo de experiencias adquiridas durante estos tantos años de servicio, la fecunda semilla ha germinado en una nueva generación.
Guiados todos por la tutela de la Sra. Yolanda Salazar se encuentra en la actualidad como responsables de la Gerencia General la Ing. Alexandra López y de su esposo Sr. William Granizo, jóvenes visionarios y emprendedores, quienes han sabido aprovechar esta gran escuela que les ha dado la vida y adquieren sobre sus hombros la gran responsabilidad de seguir haciendo crecer esta empresa que nació con la sencillez, que suelen nacer las grandes instituciones.
nos designa contribuyentes especiales.